La cuarta de forros de SENSIBLES.


La cuarta de forros de mi libro SENSIBLES la escribió Humberto Guzmán, y aquí la comparto:
"Cuando asistimos al teatro ya queremos ver la representación de la vida de los otros. Éstos son los protagonistas que antes fueron parte de obras escritas. Aquí es donde esta serie cobra importancia porque da pie a que el teatro de Guerrero llegue a su público.
 País de sensibles reúne dos textos teatrales de José Dimayuga. El que lleva este título sobresale por su movilidad escénica y los constantes conflictos en el desarrollo de la historia. Mantiene enfrentados entre sí a los miembros de una familia sui generis. La madre y la hija en lucha por el hijo y hermano. La narración teatral está sostenida en un estilo incitante. Hubo un asesinato y todos son sospechosos. El dramaturgo maneja la violencia intrafamiliar, pero también la intriga, el conflicto, la emoción, en un sentido eminentemente teatral.
La forma exacta de percibir las cosas, atractivo título de la segunda obra, nos sorprende con una situación intimista. Una pareja de homosexuales en conflicto que, como se notará, no le va a la zaga a sus opuestas. Es la tensión que puede surgir en el juego de los amantes que por momentos puede tornarse peligroso, sin importar el género. Una situación que se adivina más existencial que sentimental. En la decadencia de la relación de los amantes, se habla de un duelo, de suicidio. Dimayuga lleva a situaciones cosmopolitas -el suspenso incluido-, extremas tal vez, con un desenlace de algún modo tranquilizador.
País de sensibles es un tipo de teatro bien llevado, emocional, extrovertido, donde se puede reconocer el calor y el ritmo de la costa."